LA AUTORREALIZACIÓN PERSONAL, FIN FUNDAMENTAL DE LA EDUCACIÓN

La Educación está huyendo de plantearse un fin, y este debería de empezar a ser planteado dependiendo las necesidades del educando y de sus posibilidades de desarrollo.

Hoy en día todavía estamos buscando en qué consiste una buena educación. Hace más de cien años, Dewey afirmó que educar no es adiestrar, que la transmisión de conocimientos no es comunicación, que los profesores no sólo tiene que conocer su materia, sino también a sus alumnos  (Larrauri, 2012). Es por esto que Dewey también menciona que si la educación actúa con inteligencia, está teniendo un fin.

La lectura nos plantea la educación como una educación integral, un perfeccionismo de la persona.  A partir de esto, Martain sustenta que la educación es la vía para la humanización del hombre, es la conquista de la libertad interior y espiritual de la persona y así mismo es formar al hombre para que lleve una vida normal y desenvolverla en la vida social; tener una formación científica, religiosa y económica. El fin de la educación es el desarrollo total de la persona.

El Prof. Marín señala que la educación debe de responder al desarrollo de todas las dimensiones de la persona enfocándose en los valores ya que estos tienen mucha importancia en el proceso educativo.

Si la educación busca la realización del hombre, tiene que acomodarse en una sociedad donde éste desarrollo sea posible y donde se posibilite la libertad y espontaneidad.

La teoría de Piaget nos proporciona un modelo de cómo se construye el conocimiento y las estructuras conceptuales, el  cual yo creo que puede ser aprovechado para desarrollar una pedagogía que se adapta a las necesidades y posibilidad de comprensión del hombre en sus diferentes edades.

La educación junto con su fin no debe excluir la cooperación del educador, ya que es el protagonista. Paulo Freire, además de su pedagogía del oprimido que incluye la educación bancaria, plantea la idea de que el educador y el educando deben actuar simultáneamente, los dos tomando el papel de ambos. Estoy totalmente de acuerdo, el educador debe de dejar todo al margen de la libertad y expresión, así mismo atender el desarrollo del educando en torno a la realidad en la que vive  y en la que se realizará.

 

http://www.uhu.es/cine.educacion/figuraspedagogia/0_paulo_freire.htmhttp://www.sinewton.org/numeros/numeros/43-44/Articulo74.pdfhttp://acmoti.com/maritain_y_la_educacion_humanista.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s